martes, 5 de febrero de 2019

Lavadero "La Balsa"

lavadero-la-balsa-anna

Fotografía realizada por Jesús Payá el día 02 de febrero de 2019 en Anna, municipio situado en la parte suroriental de la comarca del Canal de Navarrés, en la provincia de Valencia, Comunidad Valenciana

Junto al lavadero hay un cartel con el siguiente texto:

El uso del agua con fines domésticos

lavadero-la-balsa-anna
Los primeros asentamientos humanos ya en la prehistoria, se organizaron entorno a los nacimientos de agua del paraje de la Albufera.

Pero será con la llegada en el siglo XII del pueblo musulmán Almohade cuando surja la villa de Anna, a partir de la construcción de esta fortaleza y de las primeras viviendas, en el actual emplazamiento del casco viejo de la población, buscando el discurrir de las aguas de la ACEQUIA MADRE, provenientes de la propia Albufera, dándoles multitud de usos.

estas aguas serán canalizadas hacia la FUENTE Y ALJIBE de este Castillo, así como serán aprovechadas para diseñar fuentes urbanas, abrevaderos y lavaderos, indispensables para la vida cotidiana.

De esta manera, aflorando en diferentes puntos de la Villa, aparecen los LAVADEROS de La Balsa, del Portalet, de la Canaleta, del "Siprer" o de la fuente Negra, hoy con sus desgastadas losas de piedra por el uso constante a lo largo de los años.

En algunas viviendas del pueblo y próximos a los dispersos caseríos existentes en el término, se excavan POZOS para el consumo diario de las familias que allí habitan, extrayendo el agua subterránea gracias a la instalación de una garrucha en la que insertan una cuerda atada a un cubo, pozos en los que también se disponía de piletas de piedras para abrevar los animales.

El agua cristalina emergía en parajes naturales como las FUENTES de la Rosa, fuente de la Teja, fuente de Abajo y fuente de Arriba, a donde iban las mozas del lugar a llenar sus cántaros para el consumo doméstico, convertidas en lugares de encuentro y reunión de los más jóvenes.

ya en el casco urbano se erigió primeramente la Fuente de santa Lucía junto a la Balsa, y con la llegada de las aguas potables, la de Santa María, del Avellano, Santa Clara y Fuente de la Cesta, haciendo aún más patente la riqueza acuífera de estas tierras.

Testigos de esa llegada de las aguas potables a las viviendas del casco viejo de la población será el Depósito situado en la Cuesta de la ermita que data ya de 1954, una construcción piramidal con bóvedas interiores que se complementará con otro construido en el barrio de las Eras en 1961, en este caso sobre una estructura elevada, ambos ya en desuso, por entrar en funcionamiento las nuevas instalaciones ubicadas en la partida de la Albufera

lavadero-la-balsa-anna
Foto antigua vista en la red/Lavadero “La Balsa” - Año 1963.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario