jueves, 20 de diciembre de 2012

Lavadero público de La Cueva

Fotografía realizada el día 17 de enero de 2010 en La Cueva, Monteagudo (Murcia)

---------------
Actualizado en noviembre de 2015

Hoy (05/11/2015) he pasado por el lavadero de La Cueva, que ya catalogué en el año 2010, aunque en esta ocasión he descubierto con gran sorpresa que a unos 50 metros de distancia hay otro lavadero con cuatro losas de lavar en lo que parece una acequia. He hablado con unos vecinos y me comentan que es el lavadero de la Fuente de San José, también me dicen que los lavaderos se restauraron hace unos 14 años.

Las siguientes fotografías han sido realizadas el 05 de noviembre de 2015.






---------------
Actualizado en marzo de 2017

Las siguientes fotografías han sido realizadas el 16 de marzo de 2017. 

Me comenta un vecino que los lavaderos fueron restaurados a mediados del año pasado. También hablamos del mal gusto que han tenido a la hora de poner unos azulejos de cerámica, cuando lo ideal es que hubieran puesto cualquier tipo de piedra rustica.


lavadero-la-cueva
lavadero-la-cueva

















lavadero-la-cueva

Junto al lavadero hay un cartel informativo con el siguiente texto:

lavadero-la-cuevaFUENTE DE SAN JOSÉ

El primer centro social de La Cueva
Este tranquilo lugar fue antiguamente un enclave de algarabía donde se congregaban vecinos de todas las edades pero, sobre todo, las mujeres. La razón: un manantial.

Una fuente con abundante agua limpia y fresca
Aquí acudían gentes de La Cueva y de la vecina pedanía de Las Lumbreras a por el agua fresca y limpia que brotaba de esta fuente. Cuentan que su caudal era tal que se llenaba un botijo ¡en tres segundos!

Un lugar donde lavar y conversar.
lavadero-la-cuevaCuanto más ajetreo se generaba era al hacer la colada. Como puedes observar, existen dos lavaderos. En uno lavaban las mujeres de Las Lumbreras y en el otro las de La Cueva por una razón de comodidad: al llegar cargadas con el lebrillo, la cesta, la ropa sucia y el jabón, deseosas de dejar su carga, se instalaban en el lavadero que más próximo quedaba en su camino.
Entre ellas se ayudaban a escurrir las sábanas  enrollándolas de lado a lado del lavadero. Traían también cuerdas que ataban a los árboles para tender la ropa lavada. Y mientras tanto, sus hijos correteaban alrededor de ellas en busca de ranas y cangrejos.
Además de la faena, compartían momentos de bromas, canciones e intimidad en una época en la que las mujeres no contaban con muchos lugares para la diversión.

También lugar de veneración
La construcción situada sobre el nacimiento de agua es la Ermita de San José. No es de extrañar que con tal cantidad de agua que brotaba, este haya sido un lugar de agradecimiento y veneración.

La llegada de agua corriente a La Cueva y, sobre todo, de la lavadora por los años 70, supuso que la fuente de San José dejara de ser lugar de encuentro de la vecindad.

¿SABÍAS QUÉ…
Aquí comienza la Landrona de San José? Las fontanillas y el alto nivel freático la surten de agua conformando el cauce que ves. Continuando el recorrido, caminarás sobre esta Landrona que recoge el agua que le vierten los escorredores de los bancales de esta zona y la conduce hasta el Merancho del Norte, nuestra próxima parada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario